Baccarat

El baccarat se encuentra entre los juegos de cartas más populares y emocionantes de cualquier casino. Sus reglas sencillas y accesibles son ideales para cualquier jugador que se esté iniciando en las apuestas, ya que no posee las aristas o las complejidades de otros juegos de cartas como el blackjack y el póker. Es ágil, divertido y con una buena dosis de adrenalina (dependiendo de la modalidad de baccarat que juegues).

Si has jugado al blackjack antes, entonces el baccarat te resultará familiar y hasta mucho más fácil. El objetivo es sumar con las cartas un total de -o quedarse lo más próximo a- 9 puntos y apostar por quién de los involucrados obtendrá la mano ganadora, entre los jugadores y la banca. Algunas ventajas del baccarat son:

  • Juego fácil de aprender
  • Las partidas son rápidas
  • Hay variedades de cambio en estrategias

El top 10 de casinos donde puedes jugar al baccarat en México

100 Wish Spins
Bonos de Bienvenida hasta 200 €
Bonos de $1500
100 rodadas grátis
100 % hasta 300 €
100 giros gratis
100 % hasta 200 €
100 % hasta 200 €
100 % hasta 500 €
100 % hasta 500 €
$325 bonos
225 Giros Gratis

Cómo jugar al baccarat

El objetivo del baccarat es muy sencillo: tal como sucede en el blackjack, el jugador debe sumar un total de, o un valor aproximado a, 9 puntos con sus cartas. Como en todo juego de cartas, se ingresa a la ronda haciendo la apuesta mínima correspondiente y en la mesa participan los jugadores y quién oficie de la banca. Se juega con 6 o hasta 8 cartas dispuestas sobre la mesa. El ganador de la ronda será aquel que adivine cuál será la mano ganadora: si la del jugador o la de la banca (incluso, puede apostar por un empate entre ambos). Si tienes dudas sobre el juego, solo basta con que veas cómo se desarrolla una ronda y verás que es mucho más fácil de lo que crees.

Estrategias del baccarat

Si bien el baccarat por su fuerte carácter azaroso puede parecer un juego poco propicio para idear estrategias, existen sistemas que puedes implementar al momento de apostar. La primera estrategia -y la más importante de todas- es que el jugador maneje su dinero de forma responsable e inteligente, y siempre se atenga a jugar dentro de los montos límite que imponga el juego. La segunda es que identifiques tus probabilidades según el tipo de apuesta que hagas. Y la tercera (considerado uno de los sistemas más recomendados que existen) es que el jugador apueste a una serie. Es decir, que si tiene una racha ganadora apostando la sostenga hasta que el rumbo del juego cambie. La clave del éxito reside en mantenerse siempre flexible, y cambiar de estrategias constantemente para tener mayores probabilidades de éxito.

Probabilidades de ganar en el baccarat

Las siglas RTP responden a las siglas en inglés ”return to player percentage” (o ”porcentaje de retorno al jugador”). Es un porcentaje que estima las probabilidades de éxito del jugador sobre la banca en un determinado juego. Una de las razones por las cuales el baccarat está entre los juegos más populares de cualquier casino es, justamente, por su bajo porcentaje RTP. Por ejemplo, suponiendo que el porcentaje de la banca sea del 5%, esto significa que si el jugador apuesta por un tiempo prolongado, la banca obtendrá el 5% del monto que el jugador haya apostado. Por eso, al momento de jugar al baccarat mientras más alto sea el porcentaje RTP, más y mejores probabilidades tendrás de ganar. Siempre asegúrate de apostar en juegos que ostenten un RTP alto.

Diccionario - Conoce la jerga del baccarat

Como ya hemos mencionado, el baccarat es uno de los juegos de cartas más accesibles del repertorio de cualquier casino. Sin embargo, si quieres aprender a dominarlo y arrasar en las partidas, es importante que tengas en cuenta algunas palabras que son claves para entender la dinámica del juego. El ”banco” se refiere al jugador que ocupa el rol de repartir las cartas, pero que no necesariamente es aquel que maneja el dinero de las apuestas. El término ”baccarat”, aparte de ser el nombre del juego, se refiere a la situación que se da cuando el jugador obtiene la peor mano posible. Es decir, el jugador tiene dos cartas que suman 0 puntos. En el espectro completamente opuesto tenemos ”La Grand Natural” que es la mano ganadora del baccarat, conformada por dos cartas que suman 9 puntos en total. También está ”La Petit Natural” que es la segunda mejor mano del juego, sumando con sus dos cartas 8 puntos en total.

Variaciones del baccarat

Existen varias formas en que puedes disfrutar de este apasionante juego. Por un lado, tenemos la modalidad común del baccarat, donde básicamente tienes que sumar con las cartas un valor igual o aproximado al 9 (tal como ocurre en el blackjack, pero con la diferencia de que allí tienes que sumar 21 puntos). Su segunda modalidad es el ”chemin de fer” (que fue popularizado gracias a la saga de películas del agente James Bond), cuyo objetivo es el mismo que el baccarat convencional. La diferencia en esta variante es que el rol de la banca se alterna entre los jugadores. Por último, la tercera modalidad de juego es el ”baccarat banque”, donde el crupier no necesariamente oficia como la banca del juego, sino que la responsabilidad recae sobre uno de los jugadores.

Cosas a considerar cuando juegas al baccarat

Para empezar, lo que deberías saber de antemano si quieres jugar al baccarat es que se trata de un juego con un gran componente de azar y no tanto de habilidad. Aún así, debido a que se trata de un juego con reglas y dinámicas fáciles de aprender y asimilar, con un poco de práctica puedes llegar a dominar las partidas. Sin embargo, te recomendamos que administres de forma inteligente tu dinero al momento de realizar apuestas y que te mantengas dentro de los montos límite que establece el juego. Dado que el azar tiene un rol determinante en el baccarat, es importante que nunca te aferres a un solo modo de juego y que, cuando veas que estés teniendo una mala racha, cambies el enfoque y la apuesta. De esa manera, podrás disfrutar de este increíble juego de forma sana y entretenida.